Postales desde el quinto B, número 16

Es verano. Tiempo para la pausa. Un alto en el camino necesario para volver a la acción. Aunque si algo hemos aprendido de este año 2020, es que no todas las pausas sirven para tomar aire y coger fuerza. Algunas solo desgastan, debilitan y restan. Por eso, ahora toca parar, cuidarse y prepararse para lo que viene.

El verano es la luz —que como en la fotografía— proyecta con gran detalle la silueta de la vegetación sobre el blanco de la fachada. Pero también es la noche y su calma que invita a la introspección. No hay nada que me transporte más a todas las noches de verano de mi infancia que el sonido de los grillos. Ese paso del bullicio del día al silencio refrescante de la noche. Hoy, volver a escuchar los grillos me invita a pensar, a echar la vista atrás y a reconectar con la naturaleza que perdimos en la ciudad.

PD: si quieres recibir por correo postal un souvenir veraniego, respóndeme a este correo con tu dirección.

A.


📰  The secret behind BBVA's award-winning digital transformation

🎞  Unha viaxe na procura de valor

🎞  BBVA Design Principles

📰  Mentorazgo real

📖  Futuros posibles